domingo, 18 de junio de 2017

la ciudad en los huesos

Opinión Personal:

La historia que os presento hoy en mi blog gira sobre un escenario histórico en una época que ha marcado para siempre nuestra memoria, la crueldad de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.
En los campos de trabajo pasaron cosas atroces para los que se encontraban allí confinados, judíos, homosexuales, gitanos y todos aquellos que no gozaban de pertenecer a la raza aria de la que tanto alarde hacían los servidores de Hitler.
A través de 331 páginas, nos vamos a sumergir en una asombrosa historia donde la humillación y los valores humanos quedan reducidos a escombros.
El autor ha conseguido un excelente trabajo, muy bien documentado, sobre el día a día vivido en un campo de concentración nazi en aquella horrorosa etapa histórica que les tocó vivir.
El Barracon 23 sección M es un verdadero infierno,Adolf es un prisionero del campo de trabajo, August es su amigo y compañero. Las condiciones de trabajo son durísimas, diecisiete horas diarias trabajando en un mundo infernal donde además deben soportar los tratos mas crueles, inhumanos y vejatorios que una persona puede aguantar.La superviviencia es crucial en ese lugar, donde cada día que pasa el único pensamiento es poder vivir para poder contar el siguiente.
Adolf, mantiene en secreto relaciones sexuales con un cabo de las SS destinado en el campo. Ambos corren mucho peligro si esto llega a saberse y el amor entre ellos es cada vez más latente.
Zimmerman es otro prisionero. Esta persona es cruel, chivata y mala persona, esta pendiente de todo lo que ocurre en el entorno de los prisioneros para informar de lo más mínimo a los SS. Antes de ser detenido por los alemanes se dedicaba a estafar a sus semejantes sin importarles que fueran ancianos para su enriquecimiento personal, llevando a más de una persona incluso a la muerte. Un personaje odiado en el campo y gran servidor de los carceleros.
Una cosa común dentro de los barracones, era el nombramiento de unos auxiliares para mantener el orden y el control, cargo que era nombrado entre los presos, Kameraden Polizei, llamados "Kapos", que para distinguirlos del resto, llevan puesto un brazalete con la estrella de David. A cambio de ser la propia policía de los suyos, gozan de una serie de privilegios y algo mas de simpatía por parte de los oficiales.
En el barracon de August  y Adolf eligen 4 kapos, uno de ellos el malo de Zammerman, quedando un puesto vacante que al final se lo asignan a Adolf por ser el último en llegar al barracon, con la ayuda de su amante SS.
August, cada día se lleva peor con Zammerman, que además delata a su amigo Joseph, al que había ayudado.
Zammerman descubre un secreto con el que tratará de chantajear, pero esto tendrá un resultado muy incierto para el.
Por otro lado está Hilde, camarera de Berlín, con una buena relación con Friedrich, alto cargo del régimen nazi. El intercambio de cartas que hace con su hermano SS destinado en los campos, da consistencia y enlaza el puzzle de esta buena pero a la vez triste historia.
Otros personajes, entre otro relevantes, son Ángela y Hannah
Un libro que me ha encantado y que os recomiendo para conocer, a través de una historia ficticia, como vivían aquellos momentos de angustia, tantas personas privadas de sus derechos y su dignidad por el capricho de otros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario