viernes, 19 de julio de 2019

Reseña Calle del Carmen,21 sw Carmen L. Cuevas

No corría el aire, iba a ser otro mal día. El matrimonio del comisario Cabarga no pasa por un buen momento. Él y su familia necesitan esas vacaciones. Pero el hallazgo inesperado de un cadáver en el antiguo barrio del puerto de pescadores, va a trastocar sus planes de un modo que no puede imaginar. Nadie echó en falta ese cadáver hasta que el olor de la putrefacción comenzó a molestar, y sin embargo, a su lado la policía encuentra amontonados varios fajos de billetes de curso legal. Demasiado dinero como para que alguien lo deje abandonado sin más. Otra vez Cabarga descubrirá que pocas cosas son como parecen ser, y que los límites de lo posible se ensanchan hasta donde no éramos capaces de imaginar que podían hacerlo. Una novela apasionante donde la realidad muestra su lado más duro y humano, y donde las vidas se entremezclan superando la mera ficción. Lo mejor del libro está en cada una de sus páginas, y al llegar a la última, sus personajes habrán quedado para siempre en nosotros.


Opinión personal
Hoy quiero presentaros una novela del género policiaco que he tenido el privilegio de poder leer, gracias a la autora del libro.
El libro engancha desde la primera página. Emplea un leguaje muy asequible para cualquier lector, siendo su lectura muy agil  y entretenida.
A través de sus doscientas sesenta y seis páginas, nos vamos a sumegir en un relato apasionante y trepidante.
Es una novela fresca, que debido a la adicción que te crea,  se lee en unos pequeños ratos.
La escritora consigue en todo momento mantenerte expectante en los detalles que vas descrubriendo, deseando llegar al desenlace de la historia.
Francisco Fernández, es un hombre de mediana edad, Aparece muerto, en estado de descomposición, en la calle del Carmen número 21,  en el barrio del puerto de pescadores.
 Corre el mes de agosto y la víctima tiene un cuchillo clavado en el pecho,el olor pestilente que reina en el lugar es insoportable incluso para los miembros de los equipos de emergencias.
El cadáver aparece vestido con unas medias negras de mujer.
El inspector Rodríguez del Cuerpo Nacional de Policía, está encargado de la investigación y es el primero en llegar al lugar de los hechos. Este agente se encuentra con un homicidio complicado, rodeado de muchas incógnitas que deberá de ir hilvanando para resolver el caso.
Nadie ha echado de menos a la víctima durante días, hasta que el olor insoportable de la putrefacción empieza a molestar, descubriendo la casera y dueña del domicilio, la cerradura rota y al finado, dando aviso de inmediato a la policía..
Durante las pesquisas policiales, son varios los detalles que tiñan de peculiar el caso, como por ejemplo la aparición de mucho dinero abandonado en la escena del crimen.
La dueña del piso se aloja en la planta baja del edificio, y desconoce quien ha podido ser el autor o autores de los hechos.
El sucesos rápidamente se hace eco en los medios de comunicación, creando alarma social entre los vecinos.
El comisario Herrero, de la policía, responsable del distrito de su demarcación , enseguida recibe una llamada del Delegado del Gobierno. El político al final le manda al comisario Cabarga, de la Unidad de Inteligencia Criminal de la Comisaría de Policía Judicial de Madrid para que investigue el caso y le aporten toda la ayuda que necesite.
Las desavenencias entre ambos agentes no tardan en llegar, el comisario Herrero no recibe de buen grado las órdenes de sus superiores, pero al final no tiene mas remedio que prestarle toda la ayuda que le solicite el comisario Cabarga.
Cabarga y el inspector Rodríguez trabajan juntos en el caso, a pesar de las diferencias que existen entre ambos.
La novela está cargada de misterio. Estos dos agentes nos llevarán, a través de sus andanzas, a un desenlace trepidante donde las cosas no son lo que parecen .
Es un relato que os recomiendo leer y con el que pasareis unos ratos inolvidables de lectura.
A mi me ha entretenido mucho y me ha echo disfrutar de una buena novela, gracias al trabajo magnifico que ha echo la autora.
Agradecer el envìo del ejemplar a la autora